Aseptic packaging covid

Cómo la industria del envasado aséptico ha alcanzado nuevas cotas con el COVID-19

El COVID-19 ha cambiado drásticamente los hábitos de compra de los consumidores de todo el mundo. Tan pronto como el COVID-19 se extendió por Europa, el almacenamiento de alimentos se convirtió en la norma en los Estados Unidos[1], la Unión Europea y Asia[2]. Entre el 26 de febrero y el 11 de marzo, el gasto de los estadounidenses aumentó en un 50 %, para luego descender rápidamente en la mayoría de las categorías, excepto en la compra de alimentos. En los lugares en los que se aplicaron los cierres, el gasto en comestibles fue tres veces mayor que la media estadounidense. La obligación de permanecer en casa provocó un recorte del 32 % en el gasto en restaurantes, y las personas más ricas y mayores mostraron una disposición mucho mayor a hacer acopio de provisiones que los más jóvenes y menos afortunados[3].

Aparte de las pérdidas humanas, el impacto de la pandemia ha sido dramático. En el sector de la alimentación y las bebidas, la cadena de suministro se ha llevado la peor parte. Según Resilience360, «La pandemia ha puesto de manifiesto las vulnerabilidades de una industria históricamente dependiente del trabajo manual». Aunque el sector se está adaptando rápidamente a un mundo remoto y automatizado, la mayoría de los actores no estaban preparados para la escasez de personal cuando el nuevo coronavirus llegó. Las compras de pánico, combinadas con el cierre de fábricas y la escasez mundial de cartón[4] y polímeros[5], provocaron un aumento de los precios de las materias primas. Debido a las órdenes de confinamiento, también aumentaron los costes operativos y de mano de obra, lo que provocó un aumento de los precios de los alimentosa. Al mismo tiempo, empezaron a difundirse afirmaciones infundadas sobre la utilidad de los ingredientes lácteos contra el COVID-19[7]. A pesar de la subida de los precios, la mayor preocupación por el virus y el hecho de que la leche se asocie naturalmente a la higiene fueron razones más que suficientes para desencadenar un pico de demanda. No se trataba de un fenómeno temporal. Al contrario, fue un cambio en el comportamiento de los consumidores de todo el mundo, que pasaron de una vida útil corta a una más larga y sobre todo, a la leche UHT[8]. Afortunadamente, la industria alimentaria fue capaz de adaptarse rápidamente al cisne negro, superando las condiciones de mercado más duras de la historia moderna, un cambio que, en última instancia, ha llevado al sector del envasado a nuevos máximos.

Leche UHT: el vínculo entre el COVID-19 y el envasado estéril en cartón aséptico

Un cambio destacado en las tendencias de consumo ha sido el asombroso aumento del consumo de leche UHT. Como los clientes querían reducir el número de visitas a los puntos de venta, la demanda de leche UHT de mayor duración se ha disparado[9] . Por ejemplo, la venta de productos lácteos como la leche tratada a altas temperaturas (UHT) ha experimentado un aumento de casi el 20 % en la India, y del 279 % a nivel mundial[10]

La razón principal de este rápido y significativo cambio en el consumo es la mayor vida útil de almacenamiento y la facilidad de uso de la leche UHT. Y no solo eso: según McKinsey, en el mundo del COVID-19 cualquier solución de envasado debe incorporar tres elementos imprescindibles: una buena narrativa de sostenibilidad; un diseño centrado en la higiene; una fuerte presencia en el comercio electrónico y un diseño listo para enviar[11]. Dado que cada vez más productos se venden en el linear, los diseños de los envases necesitan una revisión, más aún si están destinados a los canales minoristas. Esto puede dar lugar a actualizaciones para evitar daños en el producto, mejorar la experiencia del cliente o aumentar la productividad. En este sentido, la leche UHT representa una propuesta de valor convincente. Se produce mediante un tratamiento de esterilización y ultracalentamiento y, al ahorrar espacio, es mucho más fácil de almacenar y transportar. También es significativo que, donde la leche se vende a granel, las soluciones lácteas hayan registrado un cambio de los consumidores de la leche a granel a la leche envasada de las grandes marcas. Resulta que el proceso de envasado estéril en el que se basa la leche UHT, se ha vuelto cada vez más atractivo durante la pandemia en detrimento de la leche fresca envasada y la leche a granel.

Cambios en el estilo de vida de las bebidas: envasado de zumos y alternativas lácteas

El consumo en el linear, sigue aumentando. Las plataformas de entrega como Instacart, Walmart, Grocery y Shipt han experimentado un importante aumento de las ventas[12]. Ante esto, el consumo también ha cambiado: mientras que el 32 % de las personas aumentó de peso durante el cierre, el 15 % pasó a opciones más saludables, como las alternativas a los lácteos hechas con envases de cartón o los zumos[13].

Según Nielsen, en las primeras cuatro semanas que terminaron el 28 de marzo de 2020, las ventas al por menor de zumo de naranja en EE. UU., aumentaron en un sorprendente 38 % con respecto al año anterior, lo que se tradujo en un aumento de los envases para zumo. El aumento involucró en gran medida a la categoría de «zumo de naranja 100 %», un producto que históricamente está relacionado con la temporada de gripe. Curiosamente, el movimiento señala una inversión de la tendencia, ya que la disponibilidad per cápita, que sirve como indicador del consumo, ha caído gradualmente en las últimas dos décadas - de 6,1 galones en 1998 a 2,5 galones en 2018[14].

Otra opción que está ganando terreno, es la solución vegana. Entre los que han renunciado a la carne, una alternativa popular es la leche de almendras (42 %), la bebida de soja (36 %), y el 54 % y el 42 % de los que han probado la bebida de soja y la bebida de almendras, respectivamente, dicen que las convertirán en una compra habitual incluso al terminar las órdenes de confinamiento[15].

En cuanto a las alternativas lácteas y los envases de zumo, un gran punto a favor de los bricks es su facilidad de uso y su practicidad. Los bricks no solo tienen una vida útil más larga, sino que también se pueden almacenar cómodamente en casa; además, no son tan frágiles como el vidrio, se pueden plegar después de consumirlos y, por último, pero no menos importante, son ligeros.

Por qué el envase aséptico IPI es una oportunidad atractiva en la época de COVID-19

Es incuestionable que el COVID-19 ha cambiado el mundo del envasado. La sostenibilidad, a pesar de seguir siendo una tendencia que marca la industria, no es un motor relevante como lo era antes. La seguridad es una preocupación mucho mayor: con la higiene cada vez más relevante en la vida actual, las preferencias de los consumidores están evolucionando rápidamente hacia la larga vida útil de almacenamiento y el envasado estéril, que, irónicamente, también es una opción sostenible. En este contexto, el envase de cartón aséptico es sin duda un ganador. El meticuloso proceso de esterilización aséptica, la facilidad de uso de los bricks de cartón y el material de envasado ecológico han hecho la fortuna de la categoría. De hecho, la leche y los zumos UHT están en alza y las alternativas a las bebidas lácteas están ganando adeptos. Debido a la evolución de las necesidades del mercado, una máquina de envasado de cartón aséptico eficiente, fiable y de alta calidad es cada vez más crucial.

IPI es un proveedor líder de soluciones integrales de envasado de cartón aséptico para la industria de alimentos y bebidas líquidas. Durante más de 40 años, IPI ha proporcionado materiales de envasado aséptico innovadores, máquinas de llenado de última generación y asistencia técnica a medida. Orgulloso de formar parte del Grupo Coesia, IPI opera actualmente en 50 países.

Las llenadoras IPI están optimizadas para bebidas y productos alimentarios líquidos, especialmente lácteos y leche de origen vegetal, zumo, vino, caldo y salsa de tomate. Diseñadas para garantizar la flexibilidad necesaria para adaptarse a los cambios en las tendencias de los consumidores, las máquinas de envasado IPI ofrecen un rendimiento de alta velocidad sin comprometer la simplicidad y fiabilidad. Pero no son solo de alta velocidad: las líneas asépticas de la empresa son versátiles y adecuadas tanto para volúmenes de producción bajos como altos (de nicho y a gran escala). De hecho, IPI garantiza soluciones listas para el mercado tanto para líneas de envasado individuales como para grandes proyectos llave en mano. Además, los materiales de envasado de IPI son de alta calidad y, gracias a su estructura multicapa y a los estrictos protocolos de garantía de calidad de la empresa, son capaces de conservar las propiedades organolépticas hasta 12 meses a temperatura ambiente, manteniendo los productos seguros, frescos y con sabor sin necesidad de refrigeración ni conservantes.
 

Si busca un socio sólido con conocimientos especializados en el envasado de cartón aséptico, no busque más. Póngase en contacto con nosotros: estaremos encantados de mostrarle nuestras soluciones específicas y de trabajar a su lado para ayudarle a resolver sus problemas.

 

[1] Source:USA Today
[2] Source:Irish Times
[3] Source:Kellogg Insight
[4] Source:Packaging Europe
[5] Source:MRW
[6] Source:Mitchell Republic
[7] Source:Reuters
[8] Source:Markets and Markets
[9] Source:Economic Times
[10] Source:Research and Markets
[11] Source:McKinsey
[12] Source:Spoonshot Engineering & Data Science
[13] Source:Consumer Reports
[14] Source:CNN
[15] Source:The Vegan Society

IAN aumenta la productividad con la FX120, la nueva máquina de llenado aséptico de alta velocidad de IPI Instalación via asistencia remota y puesta en marcha de llenadoras asépticas en Costa de Marfil: un caso a analizar