fotogramma da video

Asistencia técnica remota: Vol. 1 - Creación del valor en los envases de cartón aséptico

A lo largo de las décadas, la Asistencia Técnica (TA) ha cobrado una mayor importancia en los sistemas industriales y, en particular, en el negocio del embalaje. Tanto es así que la TA es ahora tan crucial como la ingeniería en lo que respecta a la creación de valor. Cuando se trata del empaque envase, de hecho, abundan los desafíos y no hay escasez de problemas que pueden hacer o deshacer el horario del cliente. Esto es especialmente cierto para el envasado de cartón aséptico, donde, debido a la naturaleza sensible de los materiales y procesos que se tratan, una negligencia menor marca la diferencia entre una entrega puntual y de primera calidad y un producto que está a punto de fallar.

El envasado de cartón aséptico es complicado. La leche, los jugos de frutas y los alimentos líquidos, merecen un cuidado especial para garantizar el más alto grado de seguridad. En este contexto, la asistencia técnica se ha convertido en una herramienta imprescindible para que el cliente optimice la complejidad y ejecute su negocio lo más fácilmente posible. A todos los efectos, el papel de la asistencia técnica dentro de la industria, y más notablemente en IPI, ha cambiado a lo largo de los años. Durante décadas, estaba destinado a proporcionar simplemente ayuda reactiva de uso general para problemas técnicos[1]. En la actualidad, la asistencia técnica en IPI consiste en una cartera bien establecida y articulada de servicios proactivos que garantizan la confiabilidad del equipo y minimizan el tiempo de inactividad durante toda la vida útil de la máquina.

La cartera incluye:

  • Servicios de mantenimiento
  • Repuestos y consumibles
  • Kits de actualización
  • Kits de repuestos
  • Auditoría de rendimiento y asistencia de producción
  • Servicios de formación
  • Servicios de instalación
  • Ingeniería de servicio experta
  • Realidad aumentada a través de gafas 3D para asistencia remota

En el corazón de este cambio hacia una asistencia técnica más dinámica y solidaria está el compromiso de estar siempre al lado del cliente. Teniendo esto en cuenta, IPI puede ofrecer una gama de soluciones personalizadas sólidas adecuadas para la evolución de los objetivos comerciales y las condiciones del mercado, simplificando la cadena de valor del cliente. Es decir, en pocas palabras, la visión de IPI para la Asistencia Técnica Remota: es proporcionar soluciones personalizadas a cualquier problema de los clientes para ayudarlos a alcanzar sus objetivos.

Asistencia técnica en el momento de la Industria 4.0

En el campo del envasado aséptico de cartón, el tiempo es oro. Si una línea de producción falla, cada minuto de inactividad es dinero que se pierde. Arreglar el equipo lo más rápido posible es fundamental. Y el reloj siempre corre. Ayer, la solución llegó en forma de un técnico inspeccionando físicamente la maquinaria. Pero con la Cuarta Revolución Industrial y todas las posibilidades que ofrece, las inspecciones físicas se van complementando gradualmente con un nuevo tipo de servicio fruto de la Industria 4.0: la Asistencia Técnica Remota.

Al aprovechar la inteligencia artificial, el IoT, la realidad aumentada y la transmisión en vivo, la empresa puede compensar la necesidad de soporte técnico local, haciendo más con menos. En el momento de la Industria 4.0, la asistencia técnica cambia de piel, pasando de un servicio complementario, a una plataforma de software como servicio (SaaS) construida sobre la infraestructura de computación al lado del cliente, donde los macrodatos de las máquinas conectadas se convierten en conocimiento, lo que permite un mantenimiento proactivo y actualizaciones inalámbricas hechas a medida.

¿Qué es la asistencia técnica remota (RTA)?

En la fabricación industrial, llegar a tiempo es un requisito previo para el éxito. En el envasado de cartón aséptico, donde un pequeño contratiempo en el ciclo de producción podría poner en peligro la seguridad y la calidad del producto, proporcionar asistencia técnica a tiempo no es una ventaja: es una necesidad. En un mundo tan competitivo, la Asistencia Técnica Remota, cuando es factible, no tiene precio, ya que ofrece la posibilidad de abordar problemas que antes requerían mucho más dinero y tiempo. El soporte en tiempo real es el verdadero negocio.

RTA es un servicio destinado a maximizar el tiempo de actividad mediante el diagnóstico de equipos en tiempo real. En resumen, es como Zoom con un experto en envases de cartón aséptico. En cuanto al hardware, se ejecuta en y con teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras portátiles e incluso aprovecha los dispositivos portátiles para garantizar una precisión milimétrica. Además, es compatible con gafas inteligentes, un complemento útil para situaciones en las que el usuario necesita ambas manos libres para trabajar, lo que permite que el guía vea todo lo que hace el usuario. Hablando de software, presenta transmisiones de video en vivo, mensajería instantánea, realidad aumentada y más, mucho más que un chat de video. De hecho, las interfaces PLC remotas, el uso compartido de archivos y la documentación interactiva hacen que la Asistencia técnica remota se parezca más a un asistente humano que a una máquina. De hecho, encarna lo mejor de ambos mundos. En el futuro próximo, con el ritmo de progreso que atraviesa el aprendizaje profundo, la asistencia técnica remota realmente se convertirá en el equivalente de un técnico casi perfecto que todo lo sabe al alcance de la mano del cliente.

Ventajas de la asistencia técnica remota

En comparación con la asistencia técnica no remota, RTA ofrece muchas ventajas, como:

  • Mayor tiempo de actividad
  • Adquisición de habilidades
  • Listo para IoT
  • Ahorro de costos

 

Mayor tiempo de actividad

La primera y más clara ventaja de RTA sobre la asistencia técnica estándar, es el mayor tiempo de actividad. Gracias a RTA, de hecho, IPI puede monitorear el equipo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, rastreando su desempeño a lo largo del tiempo, para identificar inmediatamente cualquier caída en la productividad que pueda ocurrir durante el monitoreo. De esta forma, el IPI puede intervenir con prontitud, proponiendo y dando soluciones de mejora para corregir las averías y prevenir nuevas.

Adquisición de habilidades

RTA es más que brindar apoyo cuando el cliente lo necesita. De hecho, una vez que el cliente se acostumbra a la asistencia técnica, IPI puede explotar la plataforma como un medio para educar al cliente sobre el equipo en sí. En otras palabras, RTA se convierte en un recurso de formación que permite al cliente adquirir nuevas habilidades y fortalecer su know-how con el tiempo. Además, RTA permite grabar y compartir las reparaciones con toda la fuerza laboral.

Listo para IoT

Gracias a la tecnología informática de mejora automática, RTA nunca pasa de moda. Al contrario: aumenta de valor con el tiempo. El valor fundamental sobre el que se basa RTA, es la capacidad del software para mejorar con el tiempo mediante algoritmos de aprendizaje automático. En una palabra, son datos. Debido a esto, es razonable suponer que en el futuro, con una cantidad cada vez mayor de datos a su disposición desde dispositivos en el borde y servidores en la nube, RTA igualará las capacidades de los servicios de asistencia técnica actuales y, para ciertos problemas, será la solución básica.;
Y no es simplemente una cuestión de aprendizaje automático. En el momento de redactar este documento, IPI está desarrollando nuevas herramientas para el análisis de datos y las interfaces de usuario, como la RA. Dicho todo esto, no sorprende que RTA se haya convertido en la piedra angular para brindar servicios de IoT al cliente.

Ahorro de costes

El valor financiero de RTA no radica simplemente en un mayor tiempo de actividad. De hecho, RTA también ahorra dinero al liberar al cliente de pagar vuelos y pernoctaciones en hoteles, como ocurre con la asistencia técnica presencial. Los clientes ya no necesitan adaptarse a todos estos inconvenientes. Además, gracias al soporte en tiempo real que ofrece esta innovación, los problemas técnicos tienden a resolverse más rápidamente. Como resultado, el cliente finalmente puede concentrarse en su negocio principal, dejando que IPI haga el trabajo duro.

COVID-19 y RTA: un punto de inflexión

Con el número de casos de coronavirus muy por encima de los 68 millones, la asistencia técnica no remota ya no es una opción. En este contexto, RTA ha experimentado un ascenso meteórico, tanto dentro de la industria del envasado de cartón aséptico como en IPI en particular. En lo que respecta al IPI, la crisis de la corona ha brindado la oportunidad perfecta para una prueba de resistencia de la Asistencia Técnica Remota del IPI. A pesar de la complejidad, la solución ha cumplido las expectativas de los clientes.

Sin embargo, es de ingenuo pensar, que la RTA es una experiencia fugaz y que, una vez que la pandemia termine, la RTA dará paso a la buena asistencia técnica en persona. En todo caso, la pandemia ha validado a la RTA como una parte esencial del conjunto de herramientas de todas las empresas, mostrando cuán enormes son los beneficios en términos de productividad y tiempo de actividad. Cuando también consideramos la mejora progresiva de los diagnósticos en tiempo real y el potencial de la Industria 4.0 en el campo del envasado de cartón aséptico, es evidente que, incluso en un mundo post-COVID, la Asistencia Técnica Remota llegó para quedarse.

Con todo, la asistencia técnica remota de IPI es mucho más que la asistencia técnica tradicional realizada de forma remota. De hecho, el RTA de IPI aprovecha una amplia gama de servicios y herramientas para proporcionar diagnóstico y resolución de problemas de equipos en tiempo real al cliente, desbloqueando la productividad y previniendo cualquier tiempo de inactividad futuro, algo que nunca existió antes.

Si desea aprovechar el poder de la asistencia técnica remota de IPI, háganoslo saber. ¡Te ayudaremos, por muy lejos que estés!!
 


[1] Source:Intercom.com
Category
See all news Los consumidores eligen envases sostenibles