packaging-is-your-greatest-salesman

Por qué el empaque es su mejor vendedor

Desde su invención, el empaque ha sido ubicuo. En 2020, se enviaron 131.000 millones de empaques. La cifra aumentó un 200% en los últimos seis años, y probablemente se duplicará de nuevo en 2026[1] . No es una exageración decir que el empaque es la columna vertebral del mundo moderno. Así que, con todo el mundo uniéndose al metaverso[2], se podría suponer que la tendencia estaba cambiando y que el envase estaba en declive. Y sin embargo, la industria nunca ha estado en mejor forma que hoy.

El tan llamado vendedor silencioso[3] ha tomado el escenario central de la cultura de Internet. La cantidad de tiempo que la gente ha pasado viendo vídeos de unboxing solo en sus teléfonos equivale a ver el clásico navideño "Love Actually" más de 20 millones de veces[4] . Cada vez más, el envase está demostrando ser no solo una herramienta conveniente para almacenar, conservar y entregar los productos, sino un dispositivo de narración de historias de principio a fin, de valor incalculable para las marcas hoy en día.

Su eficacia ha sido evidente desde el año 1930, cuando el psicólogo de mercadeo Louis Cheskin demostró la existencia de lo que ahora llamamos transferencia de sensaciones[5] . Y numerosos estudios posteriores confirmaron la tesis: la gente tiende a transferir - de ahí el nombre - los atributos positivos del empaque al propio producto. En palabras textuales de Steve Jobs, "el empaque puede ser un teatro, puede crear una historia."

¿Qué historias va a contar el empaque en el futuro próximo? Es una pregunta difícil, pero McKinsey da algunas ideas. "El empaque toca a cada persona en el planeta", dice David Feber, socio de McKinsey. "Afecta a las cosas que los seres humanos necesitan para sobrevivir: alimentos, atención sanitaria, cuidado personal. Todo eso está empaquetado. Hoy, nada de eso tiene mucha inteligencia."[6]   Ahora mismo, la historia que cuentan los empaques tiene lugar en la mente del consumidor. ¿Y si pudiera irrumpir en el mundo real?

"Vas al supermercado", continúa Nick Santhanam, socio de McKinsey. "Decides comprar una botella de licor. La compras, y dices, «No sé qué hacer.» En lugar de eso, piensa si el empaque de la misma es capaz de decirte una cosa: cómo hacer un cóctel. Dos, cuando lo escaneas, te dice, «Puedes hacer un cóctel, que se adapta a ti de esta manera, porque sé que este es el tipo de cóctel que te gusta y haces. Aquí están los otros dos ingredientes que necesitas comprar.» Y lo vas a tener. Así que, se está convirtiendo en un asistente personalizado para ti."[7]

Pero el empaque juega un papel especial en el mercado de alimentos y bebidas. Gracias a sus ventajas únicas en términos de protección de las cualidades nutricionales y organolépticas de los alimentos y las bebidas, el empaque es fundamental para una red de distribución global que funcione. Al mismo tiempo, debe innovar para afrontar los importantes retos de la digitalización y la sostenibilidad. Los empaques inteligentes y ecológicos son el futuro siempre que puedan mantener su papel vital en la conservación del producto.    

Las cuatro claves para un gran diseño de empaques

A decir verdad, el empaque no es el único factor que influye en el comportamiento del consumidor. Pero ciertamente está entre los principales. El 72% de los consumidores estadounidenses afirman que su decisión de compra está influenciada por el diseño del empaque[8] . El 35% de los consumidores declaran haber visto vídeos de unboxing[9], que normalmente incluyen muchos comentarios sobre el empaque. Y lo que es más sorprendente, el 55% de los que ven vídeos de unboxing afirman que el vídeo les convenció para comprar el producto[10] .

Entonces, ¿qué hace que un buen empaque sea eficaz? Se trata de cuatro elementos:

  • Color: el color es crucial por dos razones. La número uno: la identidad de la marca. Los consumidores tienden a asociar ciertas marcas con un color específico. Además, determinados colores transmiten sentimientos específicos.

    Los diseñadores gráficos tienen un nombre para esto: teoría del color - un conjunto de reglas que son esenciales para hablar el lenguaje de las emociones con el consumidor. Y es eficaz. Estudios recientes demuestran que la preferencia de compra de un cliente depende relativamente más del esquema de colores que de la limitación de tiempo[11].
     
  • la imagen: cada día estamos expuestos a una cantidad exorbitante de imágenes. Solo las que verdaderamente dejan huella causan una impresión duradera. Por ello, la imagen es primordial en la marca. La gente percibe las marcas a través de la imagen, lo cual es un factor crítico a tener en cuenta cuando se crea la solución del empaque.
     
  • el diseño: en sus experimentos, Louis Cheskin colocó los dos mismos productos en dos empaques diferentes, uno circular y otro triangular, preguntando a los clientes cuál creían que era el mejor. Como era de esperarse, el 80% de los participantes prefirió el circular[12]. Una vez más, esta es la prueba de que el diseño realmente marca la diferencia, tanto en los supermercados como en las estanterías digitales.
     
  • la ergonomía: el diseño no es sinónimo de elegancia. El diseño es funcionalidad. Cuando la gente dice que algo está bien diseñado, lo que realmente quiere decir es que es fácil de usar. La comodidad es un subproducto de la facilidad de uso. O, dicho de otro modo, de la ergonomía.

Cuando funcionan juntos,estos elementos crean una historia en la mente del comprador. Una historia que no solo impulsa las ventas, sino que refuerza la marca y aumenta la satisfacción del cliente. El color, la imagen, el diseño, la ergonomía - no son casillas que hay que marcar al hacer el empaque. Son dispositivos argumentales.

Por qué el empaque IPI es lo que está buscando

Líder desde hace mucho tiempo en el ámbito del empacado, IPI es un nombre muy conocido en la industria aséptica gracias a sus soluciones de alta calidad, sostenibles y económicas que crean valor para millones de consumidores en todo el mundo de forma responsable con el medio ambiente. No en vano, IPI es una metodología impulsada por datos denominada ECV - acrónimo de Evaluación del Ciclo de Vida - que mide su impacto medioambiental a lo largo de todo el ciclo de vida, teniendo en cuenta un enredo de factores interconectados y ventajas de evaluación y correlación desde un punto de vista científico. Hoy en día, estos datos son necesarios para cualquier declaración de sostenibilidad confiable y, lo más importante, es una gran oportunidad para comprometer a los consumidores e iniciar una conversación con ellos en torno a los valores y la visión de la marca.

En relación con las cuatro claves del diseño del empaque, IPI es uno de los mejores en todo el mercado. De hecho, cuando se trata de contar historias, los bloques de cartón IPI cuentan con una gran superficie de impresión, lo que permite escribir más información y hacer aflorar las coloridas imágenes de la marca también gracias al gran servicio de apoyo a las ilustraciones y a la calidad de impresión de IPI. IPI conoce la importancia de hacerse notar - y lo demuestra, en términos de diseño gráfico, colores, nombre de la marca, reconocimiento de la marca y mejora de la misma.

La gran superficie es especialmente relevante si tenemos en cuenta la creciente importancia de las etiquetas de los productos en el mercado actual. Los consumidores conscientes de la ecología ya no se conforman con vagas declaraciones de sostenibilidad: exigen trazabilidad y total transparencia en la cadena de suministro. Más aún: quieren saber de dónde procede cada ingrediente y cómo. La sostenibilidad empieza en la etiqueta. Según los nuevos hallazgos de Cargill[13], más de la mitad (55%) de los consumidores globales son más propensos a comprar un artículo empacado y etiquetado como ecológico. Entre los 550 participantes en la encuesta en EE.UU., el 37% admitió que las declaraciones de sostenibilidad influyen en lo que compran, lo que constituye un aumento de seis puntos con respecto a 2019. A la luz de esto, un área de impresión más grande ofrece una oportunidad de oro para mostrar cuán ecológico es su producto.

IPI ofrece una abundancia de diseños y opciones de formas de bloque, que van desde los clásicos empaques de cartón aséptico - grandes ejemplos son Square, Standard y Slim - hasta soluciones más innovadoras, con curvas y formas únicas, diseñadas para llamar rápidamente la atención en los estantes más concurridos, tales como los de SuperSlim y Caliz - este último recientemente seleccionado por Vermuyten. Gracias a esta amplia variedad, la empresa puede ayudar a su marca a satisfacer cualquier tipo de necesidad de producción, incluso con rígidas limitaciones de tiempo.

Por último, pero no por ello menos importante, los bloques de cartón IPI están creados para optimizar la comodidad. Gracias a su peculiar ergonomía, son fáciles de usar y cómodos de llevar, lo que los hace ideales para el consumo sobre la marcha y para aquellos que buscan un estilo de vida más activo y relajado, una tendencia que vuelve con total fuerza con la reapertura del mundo. Y todo ello sin compromisos. De hecho, el empaque IPI es perfecto para el uso doméstico gracias a su gran comodidad en términos de transporte, conservación del producto y almacenamiento.

En definitiva, un gran envase es una forma de contar historias, y nosotros somos maestros en ello. Déjenos contar su historia al mundo. Póngase en contacto con nosotros.


[1] Source:Statista
[2] The term metaverse is commonly used to describe a massively scaled and interoperable network of real-time rendered 3D virtual worlds which can be experienced synchronously and persistently by an effectively unlimited number of users with an individual sense of presence. More information is available on The Verge and Motley Fool
[3] Source:Packaging Europe
[4] Source:Google
[5] Source:PhD Essay
[6] Source:McKinsey
[7] Source:McKinsey
[8] Source:Ipsos
[9] Source:Dotcom Distribution
[10] Source:Dotcom Distribution
[11] Source:Nanjing University of Aeronautics & Astronautics
[12] Source:PhD Essay
[13] Source:Food Dive
Leche UHT en bricks asépticos: Si Khiu y el programa tailandés de leche destinada a centros escolares Las 5 principales tendencias de consumo de bebidas en 2022