biopolymers in sustainable packaging

La importancia de los biopolímeros en envases sostenibles

¿Por qué los envases sostenibles son una tendencia tan floreciente? La razón principal radica en un cambio en el consenso público hacia las cuestiones ambientales. Las preocupaciones sobre la crisis climática están en un nivel récord[1]. “Todo natural”, “orgánico”, “comercio justo”: un número cada vez mayor de productos incluyen afirmaciones de sostenibilidad y los clientes lo están notando. Los Millennials[2] y la Generación Z[3] son los partidarios más abiertos de este nuevo paradigma, ya que ahora requieren la adopción de prácticas ecológicas por parte de las corporaciones[4]. . La investigación de Trivium Packaging desarrollada en asociación con Boston Consulting Group encontró que los consumidores están dispuestos a pagar más por un envase sostenible[5]

Packaging sostenible: llegando a una definición

Como ocurre con cualquier nueva tendencia, no existe una definición acordada del envase sostenible. Los clientes buscan productos que sean sostenibles a nivel ambiental y social. En esencia, el mercado avanza hacia un capitalismo más consciente[6], favoreciendo a las empresas que invierten activamente en el mejoramiento de la sociedad y priorizan generar un impacto en el mundo que las rodea[7]. En términos prácticos, la sostenibilidad se refiere a tres R: reciclabilidad, renovabilidad, responsabilidad. En general, el envase sostenible es cualquier solución que sea reciclable, incorpore material de fuentes renovables y sea responsable tanto en términos de fuente, como en términos de emisiones de CO2.

Además, un punto a considerar es la importancia de los materiales biodegradables y los materiales del envase de biopolímeros. Estos últimos, en particular, son cada vez más comunes, tanto es así que los polímeros de base biológica para envases están pasando a primer plano como una alternativa atractiva a los combustibles fósiles, una tendencia que también está contribuyendo a la creciente popularidad de los envases de cartón aséptico. En este contexto, el uso de biopolímeros por parte de IPI en sus soluciones de envasado, es una prueba más del espíritu de innovación continua de IPI, así como de su compromiso de larga vida con el medio ambiente. Los envases de base biológica de IPI no solo tienen una baja huella de carbono, sino que también reducen la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera a través de una característica distintiva del bioplástico hecho a partir de biomasa, es decir, el carbono biogénico.

En IPI, estamos a la vanguardia en envases sostenibles. De hecho, integramos plástico elaborado a partir de combustibles fósiles con biopolímeros de origen vegetal en nuestros envases de cartón aséptico. Gracias a nuestro distintivo envase de biopolímero ecológico, el envasado aséptico IPI es, a día de hoy, una solución con un impacto medioambiental notablemente bajo. De hecho, en el ámbito de la sostenibilidad, la línea de productos de IPI es de vanguardia. Nuestros envases renovables están hechos con cartón certificado FSC® procedente de bosques gestionados de forma responsable. Además, IPI está certificado como estándar de desempeño ASI. Es más, el envasado aséptico IPI sigue una hoja de ruta de sostenibilidad hacia un material de envasado 100% renovable.

Por último, pero no menos importante, como parte de nuestro esfuerzo por combatir la deforestación, hemos invertido en la plantación de árboles en Petén, la región más al norte de Guatemala. Para hacer las cosas bien, todos los árboles frutales que estamos plantando serán donados a las familias campesinas de Petén. Al hacerlo, retribuimos a las comunidades rurales y apoyamos su sustento de manera material.

El mercado de envases de biopolímeros: descripción general

Los polímeros de base biológica para envases son polímeros que se encuentran en la naturaleza y se extraen de fuentes renovables, como las plantas. En los últimos años, el mercado de envases de biopolímeros ha crecido sustancialmente. Los polímeros de base biológica se utilizan cada vez más en aplicaciones de envasado debido a la creciente demanda de las industrias de alimentos y bebidas, cuidado personal y farmacéutica.

El mayor impulsor del mercado de envases de biopolímeros es, sin duda, la creciente preocupación en el consenso público sobre el plástico a base de combustibles fósiles, con el descubrimiento científico y la I + D en un cercano segundo lugar. Esto no debería ser una sorpresa, ya que un futuro más allá del plástico convencional representa una oportunidad de un billón de dólares para las empresas emergentes y los fabricantes de envases[8]. Debido a esto, el biopolímero es un campo de alta innovación con una competencia feroz.
Entre los muchos sectores afectados por la expansión de los polímeros de base biológica, se supone que la industria de alimentos y bebidas captura la mayor parte del crecimiento. En este sentido, el envasado de cartón aséptico está ganando cada vez más terreno.

En cuanto a la geografía, la región APAC es un imán para los fabricantes de biopolímeros. Según European Bioplastics, alrededor del 56% de la producción mundial de bioplásticos proviene del área de Asia-Pacífico[9]. No es probable que la situación cambie, ya que la región ofrece un mejor acceso a la materia prima y un marco político favorable.

Materiales de biopolímero en envases de cartón de IPI

IPI es uno de los pocos fabricantes de envases de cartón aséptico cuyos envases están fabricados casi en su totalidad con materiales renovables. De hecho, hasta el 90% de todos nuestros envases de cartón proviene de fuentes renovables. En particular, los materiales del envase de biopolímeros de IPI derivados de la caña de azúcar integran polímeros plásticos de origen fósil utilizados en la estructura multicapa del material del envase y las tapas.

Un líder mundial en la producción de plástico a partir de la caña de azúcar es Brasil, de donde proviene nuestra caña de azúcar. Brasil también es el hogar de la Selva Amazónica, un patrimonio ambiental que preservamos al obtener plástico a base de caña de azúcar de plantaciones ubicadas lejos de la propia Selva Amazónica.

En particular, nuestros polímeros de origen vegetal garantizan el mismo rendimiento que el del plástico elaborado a partir de combustibles fósiles, tanto en lo que respecta a la seguridad como a la funcionalidad del producto. Esta innovadora solución proporciona el mayor grado de protección contra la humedad y los agentes externos, asegurando la frescura y las propiedades organolépticas del producto. Debido a esto, permite una larga vida útil a temperatura ambiente, lo que reduce aún más la huella de carbono.

En conclusión, nuestro enfoque de la sustentabilidad ambiental es múltiple, con las tres R en la piedra angular de nuestra visión: Renovabilidad, Responsabilidad, Reciclaje. En última instancia, creemos que es nuestro deber actuar y proteger nuestro planeta. Hacemos nuestra parte, poniendo un gran esfuerzo para mejorar el desempeño ambiental de nuestras soluciones de ensases sustentable.


[1] Source:The Guardian
[2] Source:Inc.com
[3] Source:Bloomberg
[4] Source:Nielsen
[5] Source:IMFA
[6] Source:Forbes
[7] Source:Forbes
[8] Source:Packaging Europe
[9] Source:Mordor Intelligence
Category
Los consumidores eligen envases sostenibles Envasado aséptico de cartón: un detalle en profundidad